jueves, 5 de noviembre de 2009

Zombie Western, Terror psicodelico y Paparalirious




3 películas que vi esta semana, muy curiosas y sin ningún desperdicio.







Undead or alive... a Zombedy (Vivos o No Muertos en su traducción)

Es una comedia western de terror. Tiene tiros, caballos y paisajes, como todo western. Pueblos polvorientos, tavernas, prostitutas y una hermosa morocha indígena de Nueva York (?). Todo esto con un agregado especial, lo que para mi fue la frutilla del postre: Zombies!






Con Chris Kattan como joya (el de Movida en el Roxbury "A night at the Roxbury", la película en que dos hermanos intentan colarse en un club de LA) esta película aporta el humor acido que alimenta nuestra sarcástica ironía. El humor que nos hace reír de los demás... solos. Es tan ridículo, que pensas que te estás riendo de él. Cuando en realidad él se ríe de vos.



James Denton aporta esa seriedad necesaria para hacernos comprometer con la trama de la película. Es cuando aparecen los muertos vivientes, que son víctimas de una maldición en la que tiene que ver la indígena compañera de éste singular par.



El final es inquietante y bizarro, lo que me hizo apreciar ésta película.














-----------------------------------------------------------------------------------------------------




Shrooms (mushrooms = hongos)




Es una película de terror que trata sobre hongos alucinógenos. Un grupo de yanquis adolescentes viaja a Australia para probarlos. Y se comen el flash de sus vidas.


Bastante predecible si sos un drogadicto que no se asombra de nada (like me). Pero si te asustan las capuchas negras, los asilos abandonados, las deformidades, las mutilaciones, las fogatas y las vacas que hablan... vale la pena verla.









----------------------------------------------------------------




Y por último un film artístico y a su vez mundano.

"Delirous" trata sobre un simple paparazzi egocéntrico que trata de destacarse; y su ayudante, un aspirante a actor que se enamora de una cantante pop (Alison Lohman) muy sexy.

El paparazzi (Steve Buscemi) se obsesiona, por decirlo de alguna manera, con su asistente y lucha con la envidia y los celos que le producen verlo triunfar en el mundo del espectáculo.

Por su parte, Michael Pitt hace de un actor amateur bohemio, que se enamora de la artista pop del momento. Subiendo un peldaño en la escalera de la fama y mostrandose agradecido con su jefe.

Esta película me hizo pensar sobre la gente envidiosa. En particular una que conozco. Su forma de ser y actitudes se asemejan mucho al de éste paparazzi.

Estas fueron las películas destacadas de mi rutina nocturna.