martes, 13 de septiembre de 2016

Nullius in verba

La diferencia que existe entre leer un blog y el resto de la internet es abismal. Aquí tengo la oportunidad de escribir y en teoría los visitantes de un blog vienen precisamente a leer ¿no?
¡Entonces deja de pasear vagamente los ojos por estas líneas y presta atención de verdad!

Esta vez vine a escribir sobre algo que para mí resulta muy evidente, pero para muchos no lo es. ¿Somos acaso todos conscientes de lo insignificante que es el ser humano en contraste con el resto del universo?
Es por ésta certeza que muchas veces paso de protagonizar discusiones tan intrascendentes que el sólo hecho de tener que escucharlas bloquea la transferencia neuronal haciendo que el cerebro se quede sin oxígeno y muera. Por esas razones desestimo a cualquiera que venga con argumentos demasiado limitados como para merecer el mínimo de atención. Ser ignorantes es su condena.

Calendario Cósmico


En todo ésto me hace pensar el programa que estoy viendo, ahora que tengo internet.
"Cosmos: a spacetime odyssey" es un documental con un formato muy original donde el astrofísico Neil deGrasse Tyson nos lleva abordo de una nave capaz de modificar el espacio-tiempo a su antojo. Ésto significa que somos capaces de traspasar todas las fronteras conocidas (incluso las no conocidas) y visitar los lugares más recónditos del universo.
Es la nave de la imaginación, dotada de la fiabilidad de las teorías científicas más actuales, que nos permiten realizar nuestros viajes con auténtica precisión y credibilidad. Desde explorar el interior de un agujero negro hasta recrear la era anterior a los dinosaurios. Todo es posible abordo de nuestra nave.
Además el programa contiene flashbacks animados que nos llevan al interior de los laboratorios de los más grandes científicos. Podemos presenciar los momentos en el que el rumbo de nuestra historia cambió para siempre. Todo resulta entretenidamente didáctico.

Por otro lado (y es uno de los aspectos que más me atraen de la ciencia) el mensaje explícito de búsqueda de la verdad me resulta extremadamente rebelde y transgresor. Literalmente, Tyson nos dice que cuestionemos toda autoridad.

Nullius in verba



 Es así como la verdad termina por imponerse, más allá de los intereses de los individuos y las corporaciones que buscan crecer a costa del humano. "Vé por ti mismo", no creas en las verdades que nos son impuestas. Anímate y pregúntate absolutamente todo. Sé un rebelde.
Desde los pasillos de Harvard hasta los ranchos más humildes, se pueden encontrar auténticos inadaptados sociales que soñaron con un mundo sin fronteras.

Ahora decime, ¿no estás un poco harto/a de tener que escuchar a aquellos ignorantes que vienen a hablarte sobre fronteras y banderas?
No dejes que te limiten, y busca por ti mismo.
El universo es demasiado inmenso como para limitarnos con insignificancias.